Consciencia Lunar ¿Sabías qué la copita menstrual MiaLuna tiene también un uso terapéutico?

12-04-2018

 Uso Terapéutico de la copita menstrual MiaLuna

Por: Carolina León

Psicóloga y Psicoterapeuta

Aquaria- Estudio Terapéutico

 

            Hace 12 años que ejerzo la Psicología y en el transcurso de estos años de profesión he visto cientos de casos en terapia. La mayoría de ellos, trata de valientes mujeres decididas a conocerse y sanarse a si mismas, dispuestas a recorrer procesos intensos y radicales con tal de conseguirlo.

Mujeres capaces de resolver sus conflictos internos y asegurarse una verdadera experiencia de satisfacción, sin postergarlo ni un segundo mas, con urgente necesidad de revisar todos los compartimentos de su vida: pareja, maternidad, trabajo, salud, relaciones interpersonales etc.

He visto poderosas mujeres, que bajo este estandarte no han dado pie a atrás, aún cuando se han encontrado con dolores emocionales almacenados en su historia de vida, dolores intensos y desgarradores que hablan de soledad, maltrato, incomprensión y mucha represión de su natural expresión. Con increíble valor, han mirado todo eso de frente y han estado dispuestas a abrir su mente y su corazón, para comprender, para aceptar, para perdonar, para volver a confiar y para darse a ellas mismas la oportunidad de encontrarse, con una verdad de su Ser mucho más grande y sorprendente que todo el peso de esos conflictos. Admiro profundamente a las mujeres de hoy porque están decididas a ser reales, verdaderas, consecuentes y conscientes con lo que palpita en su interior.

 

            Fruto de años de atenta escucha en terapia, a todas estas despiertas mujeres de la era de Acuario, es que comencé una labor de investigación y estudio, que hasta día de hoy, es el principal motor de mi labor terapéutica. En este apasionante viaje, se han gestado diversos conceptos y metodologías que he aplicado en terapia, con resultados prometedores en lo que respecta a sanación de los principales registros energéticos, que sostienen nuestras experiencias de dolor emocional.

            Con esta mirada, elabore mi principal concepto para denotar esas experiencias energéticas bajo el termino de Cuerpo de Dolor Primordial y diseñe un proceso de sanación profunda para abordarlo.

Este termino, alude al conjunto de registros energéticos almacenados en nuestro campo magnético, que contiene toda la información de todos los eventos de dolor: corporal, emocional y mental de nuestra propia historia de vida. Es un poderosa biblioteca hecha de vibración y energía inscrita en nuestro cuerpo etéreo, que muestra donde quedaron los nudos de las experiencias de vida de más difícil asimilación para una persona, desde su infancia hasta la época actual.

Son experiencias de vida, que sostenidas en el tiempo, marcan una melodía vibratoria basal en el campo energético de la persona, hablan por ejemplo de: soledad, abandono, rabia, angustia, humillación, tristeza, miedo, baja autoestima, etc. Estos registros se inscriben sobre todo en la primera infancia (primeros 10 años de vida) y son transmitidos por línea materna, a partir de ahí, se extienden hacia atrás en una larga cadena de mujeres que sintieron dolor emocional en el pasado (abuelas, bisabuelas, etc.).

En la mujer actual, el cuerpo de dolor primordial marca un patrón energético que determina, en cierta medida, la mayoría de sus experiencias de dolor. Es decir, experimenta la repetición de situaciones y vivencias que le hacen sentir siempre igual, ya sea, triste, sola, abandonada, carente, enojada, frustrada, insegura, desorientada, etc.

 

 

 

 

 

            Fue en el transcurso de esta indagación terapéutica, que me encontré con la sorprendente revelación que representa hoy en día, el contacto cercano de una mujer con su ciclo menstrual. Gracias al estudio de este poderoso ciclo energético (Cicloenergía Femenina), activado mes a mes como herencia de la naturaleza en nuestros cuerpos, es que me encontré con el verdadero uso potencial de la copita menstrual y su vertiente terapéutica.

 

            Todas las mujeres poseemos el don de sanarnos y sanar a otros, lo hacemos como una cualidad intrínseca de nuestro Ser, es parte de nuestro don como alquimistas en el manejo de las energías. Gracias al ciclo menstrual, podemos manejar un sinfín de corrientes, frecuencias y vibraciones que influyen en nuestro estado corporal, emocional y mental. La recolección del flujo menstrual, a través de la copita, nos permite encontrar los restos y las huellas energéticas de nuestro propio Cuerpo de Dolor Primordial. Es decir, encontrarnos con las capas de dolor no asimilado de nuestra propia historia de vida.

El hecho de contactar desde esta intimidad con nuestra sangre viendo y palpando su color, olor, textura y abundancia, se produce en nuestra psiquis en un plano muy profundo, un efecto de reconciliación fundamental que se registra en nuestra consciencia. Es el gesto amoroso y receptivo que teje un nuevo vinculo con nosotras mismas. Entonces, empezamos a acercarnos de otro modo a nuestro cuerpo y su cuidado, a nuestras creencias expansivas y aquellas limitantes, a nuestros anhelos pendientes. Nos fortalecemos ante el miedo, la inseguridad y la duda ante la vida, nos empoderamos “orgánicamente” en nuestras decisiones. Así, comenzamos el camino de retorno hacia la sanación mas profunda de nosotras mismas y vamos disolviendo los nudos energéticos de dolor de nuestra historia de vida y de una larga línea femenina ancestral.

           

En los siguientes blogs te iré contando sobre el modo de aplicar algunas de estas técnicas de Transmutación Energética del Cuerpo de Dolor Primordial, de la mano de la Cicloenergía Femenina. Junto a ellas, podrás realizar este camino de reencuentro contigo misma y necesaria sanación emocional, a través la recolección del flujo menstrual y el uso terapéutico de nuestra copia MiaLuna.

 

Saludos en luz,

Carolina.

           


Tags: ciclo menstrual , psicoterapia energética , sanación , copa menstrual ,

Por karina el 13-04-2018
Muchas gracias! Que hermosa información, quiero seguir leyendo sobre esto. Abrazos!

comentar

Nombre (Requerido)
Email (no será publicado, requerido)