Pre- Ovulación Y Ovulación

07-09-2018

Pre- Ovulación Y Ovulación

La llegada de la luz Creadora al Ciclo

 

 

         La fase biológica de pre- ovulaciónocurre en la semana siguiente una vez finalizada la menstruación. Por su parte, la ovulación ocurre 14 días después del primer día de llegada del flujo, y es climax que alcanza la energía femenina con la entrega de un ovulo maduro y fértil. 

Ambas fases transcurren en 14 días, aproximadamente, y simbolizan la otra mitad del ciclo femenino;la llegada de la luz después de la oscuridad. Luz y la oscuridad, son nombres que nos remiten al ámbito energético del ciclo femenino; el estado que adoptan las energías mentales, emocionales, físicas y espirituales en nuestro transito lunar de 28 días. 

En esta ocasión, la luz se expresa como energía creadora disponible tanto, para la gestación de un nuevo ser en el vientre, o en el caso de que esto no ocurra, esa energía queda disponible para materializar cualquier propósito que la mujer desee manifestar en la realidad (en el trabajo, la pareja, la crianza, los proyectos o el cuidado de uno misma)

Este periodo del ciclo se vive como un vivo y fresco baño de vitalidad, de energía renovada que se expresa en los cuatro planos de su ser: los pensamientos (mayor claridad); emociones (inspiración y motivación); cuerpo físico (abundante energía vital); espiritual (encuentro con los propósitos del alma y el modo de llevarlos a cabo en la realidad). Sin embargo, la brillante energía de este periodo es proporcional al permiso que se haya dado la mujer para descender en la oscuridad de si misma y contactar con los dolores emocionales de su Cuerpo de Dolor Primordial en la fase anterior del ciclo. 

En este sentido, mientras más contacto y consciencia adopta una mujer de sus conflictos internos (oscuridad), respetándolos tal y como son; más alto puede impulsarse hacia su propia luz para reconocer el programa maestro de su alma, es decir, las respuestas sobre su Quien soy Que quiero, junto al hallazgo de todas sus fortalezas personales.

La luz de nuestras cualidades y misiones como mujeres en esta época de cambios y en nuestras vidas cotidianas; son la recompensa de haber entrado en la caverna de nosotras mismas para explorar, sanar y amar nuestras debilidades. Solo entonces la luz adopta el verdadero valor que tiene, iluminar lo desconocido y oculto. Es decir, hacer consciente lo que esta inconsciente en nosotras mismas y, a partir de ahí, crear con sentido y coherencia lo que queremos, lo que anhelamos. Alcanzar nuestros sueños como un legitimo derecho de nosotras como seres humanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Carolina León

Psicóloga Energética

Aquaria- Estudio Terapéutico

            


Tags: ,

comentar

Nombre (Requerido)
Email (no será publicado, requerido)