LA PRÁCTICA DE YOGA DURANTE LA MENSTRUACIÓN

30-08-2017

Cada mujer experimenta el ciclo menstrual de una manera distinta. Hay quienes se sienten como si nada estuviera pasando en su cuerpo, y también están aquellas que padecen de dolores de alta intensidad, entre otros síntomas, tales como irritabilidad, alteraciones en el humor, inflamación, ansiedad por comer cosas dulces, etc., pudiendo incluso darse la situación de necesitar quedarse en cama.

De acuerdo a Nutrición Sin Más, cada día aumenta el número de mujeres que buscan remedios alternativos para poder sentirse relajadas. Una de estas opciones es el Yoga, sin embargo ¿se puede realizar esta práctica durante la menstruación? Esta es una pregunta que muchas nos hacemos.

Pese a que los días que anteceden a la menstruación tienen relevancia en el ciclo de la mujer, muchas han considerado que la menstruación es como una enfermedad, lo cual es totalmente falso, ya que, contrariamente a quienes tienen esta opinión, durante el proceso menstrual, el cuerpo realiza una tarea que es natural y que le permite desechar residuos del endometrio, una vez que la mujer no ha quedado embarazada.

Durante este momento también ocurre un proceso de conciencia, dado que la mujer experimenta un alto grado de sensibilidad. Para algunas mujeres, las dificultades que atraviesan cobran mayor intensidad durante este periodo, pudiendo afectarles de manera más acentuada.

Por ello, muchas mujeres aprovechan el proceso menstrual para hacer introspección y estudiar a fondo sus problemas, tratando de encontrar nuevas soluciones. Este momento puede ser aprovechado para que se ejecute un proceso curativo entre el cuerpo y la mente.

Muchas mujeres, especialmente las que poseen mayor grado de sensibilidad y que se ven profundamente afectadas durante la menstruación, recurren a la práctica del yoga para encontrar calma y sentirse relajadas.

Por ejemplo, la técnica del yoga nidra suele ser empleada por muchas mujeres para obtener sus beneficios a nivel interno, buscando manejar las emociones que son negativas y les perjudican.

Practicar la disciplina del yoga permite captar los mensajes del cuerpo, dado que para ejecutarla se requiere de posturas en las cuales es necesario experimentar pausas para adoptar posiciones de descanso.

No existen dos mujeres que sean iguales, cada una experimenta el ciclo de una manera, y por ello tampoco hay reglas que puedan imponerse para practicar yoga durante la menstruación.

Sin embargo, sí podríamos afirmar que existen ciertos postulados que son comunes y pueden ser de utilidad, como por ejemplo el practicar posturas de pie, siempre teniendo soporte, así como aquellas posturas –sentadas o al frente de pie- que requieren soporte en la frente.

Además de lo anterior, también se recomienda que no se realicen posiciones que sean invertidas, sobre todo en los días cuando el flujo es más abundante. Y, en lugar de hacer respiración de fuego, suele sugerirse que se practique la respiración larga y profunda.

No son recomendadas aquellas posturas de pie o sentadas con torsiones, ni aquellas en las que se contrae el abdomen. De igual modo, también se recomienda no realizar prácticas que sean agotadoras o produzcan mucho calor al cuerpo, ni realizar arcos.

Si tienes dudas sobre las posturas que podrías realizar, puedes acercarte a tu maestro de yoga para que te guíe según tus necesidades.

 

Las bondades de practicar Yoga

 

Algunas posturas pueden ser realmente relajantes y ayudar a calmar los dolores y el sangrado cuando éste se presenta de forma abundante, como por ejemplo flexionarse hacia adelante colocando la cabeza entre las rodillas.

Si sientes dolores en la espada durante la menstruación, también podrías realizar posturas de pie, siempre apoyadas, tal como media luna girada, u otras en las que además busques complementar la pose con una silla o una pared de respaldo.

Si asumes la posición de puente sostenido podrías experimentar mejoras en las molestias que se sienten en la pelvis.

Finalmente, lo más importante es tener conciencia sobre el proceso que se atraviesa durante la menstruación, y la práctica de yoga, puesto que cada mujer experimenta síntomas que varían de cuerpo en cuerpo, y mientras algunas pueden ejecutar prácticas con alta intensidad, otras no, por lo que lo valioso será que aprendas a escuchar lo que tu cuerpo tiene por decirte.

Y no lo olvides: con tu copita MiaLuna estarás 100% protegida sin ningún riesgo de filtraciones o accidentes!

 

*Agradecemos a Edith Gómez por colaborar con nosotras en esta nota.


Tags: YOGA , DEPORTE , VIDA , SANA , NUTRICIÓN , MUJERES , PRACTICAR ,

comentar

Nombre (Requerido)
Email (no será publicado, requerido)