LA NATURALEZA CÍCLICA DE LAS MUJERES

27-04-2017

En las culturas ancestrales se dice que nuestro cuerpo está conectado con los ciclos de la luna y de la tierra. Tal como la luna, las mujeres transitaríamos por las energías de la luna creciente, llena, menguante y oscura, que a su vez se conectan con los flujos naturales de la primavera, el verano, el otoño y el invierno.

Vivimos en una sociedad en donde las mujeres estamos siendo comparadas constantemente con los hombres. Dicha comparación resulta ilógica, partiendo de la base que presentamos diferencias
físicas, fisiológicas y psicológicas entre mujeres y hombres.

A nivel deportivo por ejemplo, las mujeres presentamos  las siguientes diferencias: menor cantidad de hemoglobina que transporta el oxígeno y afecta nuestra capacidad aeróbica, menor masa muscular y mayor grasa, que se traduce en menor fuerza para ejercer en la práctica deportiva, nuestra estructura ósea (pelvis más ancha, alineación de las rodillas, etc.) y composición corporal son diferentes. Sumándole a esto que somos cíclicas, es decir, estamos en constante cambio.
Se ha demostrado científicamente los cambios asociados a nuestros ciclos, con sus respectivas recomendaciones en salud, según el periodo en el que nos encontramos. Por ejemplo: en nuestra primera etapa del ciclo (Folicular, día 1 a día 13) existe una mayor sensibilidad a la insulina. Esto se traduce en que toleres mejor el carbohidrato, se reduce el metabolismo y se queme menos grasa.
En el periodo de ovulación (aproximadamente día 14 del ciclo) existe una reducción del apetito, aumenta la testosterona y consecuentemente la fuerza en los entrenamientos, por lo que existiría mayor riesgo de lesiones deportivas en estos días. En la última etapa (Lútea, día 15 a
día 28) existe un mayor uso de grasa como combustible, baja la progesterona y se produce menos serotonina. Esta última altera el humor, causa irritabilidad y puede contribuir a los antojos que
presentamos en el Síndrome Pre menstrual.

En mi trabajo con mujeres, en Medicina Laboral, Actividad física y Deporte, he conocido directamente los problemas de las mujeres, asociados  a que construyen sus exigencias en base a modelos utópicos de belleza impuestos por los medios y  relacionados a la menstruación. Dismenorrea (dolor durante la menstruación), cambios del estado de ánimo, trastornos de la alimentación, limitaciones para ciertos ejercicio físicos o para participar en ambientes acuáticos, incluso ausencias a competencias deportivas, al colegio o licencias médicas asociadas a problemas menstruales. Por eso recomiendo a mis pacientes la copa menstrual Mialuna, para que puedan realizar deporte con total seguridad y comodidad.

La higiene que te brinda el uso de la copita es increíble, te olvidarás para siempre de toallas y tampones. Además es un buen método para que las mujeres conozcamos nuestro ciclo y nos aceptemos tal como somos, reconciliándonos con nuestro “ser mujer” en una sociedad de predominio machista, donde la menstruación no es un tema naturalmente aceptado, llegando incluso a ser un tema tabú, del que no se nos educa correctamente y nos puede llevar a la no aceptación de nuestro propio cuerpo.

 

Dra. María José Saul

Medicina del Deporte y Actividad Física - Clínica MEDS

Coach Ontológico - Newfield Network


Tags: Doctora , Ciclo Menstrual , Actividad Física , Mia Luna , ,

comentar

Nombre (Requerido)
Email (no será publicado, requerido)